Desde hace cuatro meses Barcelona tiene una estrella más en su firmamento culinario. El cocinero Giuseppe Iannotti, que ostenta un astro de la Guía Roja en su Krèsios Telese (ubicado en la provincia de Benevento, al sur de Italia), ha venido a dirigir, junto a gran parte de su equipo, los servicios gastronómicos del Hotel Mercer, incluyendo tanto el restaurante gastronómico como el bistró y la terraza del ático. La simbiosis entre Krèsios y Mercer responde a la búsqueda de la excelencia por parte de un establecimiento que ha sido reconocido en numerosas ocasiones por ofrecer un servicio de máxima calidad a sus huéspedes en un entorno de diseño innovador, elegante y contemporáneo. El hotel está situado en pleno Barrio Gótico de la ciudad condal y erigido en un edificio con gran valor histórico que ha sido primorosamente restaurado por el reconocido arquitecto Rafael Moneo respetando las antiguas murallas romanas que lo rodean y los frescos originales de una de sus salas.

Krèsios0301

Giuseppe Iannotti es un joven cocinero que se ha convertido en una referencia de la alta gastronomía de su región. Su precoz pasión por la cocina se despertó cuando solo tenía 6 años aunque los avatares de la vida le llevaron a licenciarse en Ingeniería Informática, una formación que le ha aportado una visión multidisciplinar a sus platos, muy equilibrados y bien estructurados. Por lo demás, es un cocinero autodidacta (a excepción de un stage en el tres estrellas Michelin de Chicago Alinea) que entiende la cocina como una labor de “búsqueda e investigación abierta a la inspiración, la fantasía y la improvisación”. Un estilo que le ha valido reconocimientos como el premio “Joven del Año” por el periódico l’Espresso y el “Premio vent’anni” concedido por la San Pellegrino Cooking Copa 2013.

Desde 2007 (primero en Castelvenere y después en Telese Terme) Iannotti dirige los fogones del restaurante familiar Krèsios donde desarrolla una cocina de autor moderna y elegante, con fuertes raíces italianas aunque influenciada también por otras culturas, especialmente la japonesa. Y es que su filosofía es la búsqueda de la excelencia partiendo de una propuesta tradicional, utilizando ingredientes de alta calidad de todo el mundo y pasándolos por el crisol de las más sofisticadas e innovadoras técnicas en pos de crear una cocina refinada. “Mi menú está enraizado en la tradición pero tiene una visión de futuro”, explica el chef.

Kresios BCN Restaurante 01

CARTA Y MENÚS

La propuesta del Krèsios BCN se estructura en una breve carta y cuatro menús: tres degustación, entre los que se encuentran uno corto (90€), uno largo (125€) un menú sorpresa según sugerencias del Chef (150€) y cuyos nombres (Mr. Pink, Mr. Black y Mr. White respectivamente) son un guiño a la película “Reservoir Dogs” de Tarantino, y un Menú Ejecutivo con entrante, primero, segundo, postre y vino incluidos por 45 €.

Entre sus propuestas pueden encontrarse platos con evidentes guiños a su país natal como el risotto con queso Robiola de tres leches, remolacha, germinados y cardamomo; los taglialini de calabacín con perlas de trufa negra y menta; “Mi pizza marinara” (un entrante con todo el sabor de la pizza napolitana y la apariencia de un bao japonés); el tartar de ventresca de atún, vitello ahumado, foie gras, caviar beluga y hojas del huerto; la cigala a la “pizzaiola” o el “Fagottino” (pintada con crema de Parmigiano Reggiano DOP de 36 meses de curación). También destacan propuestas de corte más global como la lengua de buey cocida durante 80 horas, el Fish & Chips (un filete jugoso de bacalao rebozado con lámina de patata crujiente y un sutil puré de guisantes) o “El juego de la oca”, un plato en tres pases: pecho de oca cocinado a la plancha con salsa de manzana verde, lengua de pato y setas shiitake y corazón frito con la salsa Demi-Glace. Entre los postres sobresale el “Homenaje al tabaco Kentucky de Benevento”, un helado de tabaco con una cama de dos chocolates y un potente sabor ahumado.

La carta de vinos recoge 170 referencias procedentes de las principales regiones productoras del mundo (Francia, Italia, Alemania, Hungría, Portugal, Australia, Nueva Zelanda y Sudáfrica) y con mucha importancia de los vinos españoles. Los hay de Rioja, Galicia, las DOs castellanas, Aragón, Baleares, Andalucía (con sus generosos) pero sobre todo de Cataluña con representantes del Priorat, Penedès, Montsant, los tintos de Terra Alta y la Conca de Barberà, los blancos de Alella y el Empordà y una amplia y cuidada selección de cavas (16 referencias entre blancos y rosados). Algunos de los vinos pueden tomarse también por copas.

UN ESPACIO ENTRE HISTORIA Y MODERNIDAD

Todo esto puede disfrutarse en un marco incomparable, un espacio lleno de luz abierto a un patio de naranjos del Mercer Hotel Barcelona, que presenta un valioso patrimonio histórico y arquitectónico (que engloba elementos de diferentes épocas como pinturas del siglo XII, parte de la muralla romana de Barcelona o vigas medievales rescatadas por el arquitecto Rafael Moneo) integrado en una innovadora arquitectura actual. Además del restaurante gastronómico, Giuseppe Iannotti dirige todos los servicios culinarios del hotel incluyendo la terraza del ático y el bistró informal Le Bouchon by Giuseppe, accesible desde el hotel y desde la calle Lledó. Más pensado para el día a día, aquí funciona una carta a medio camino entre la tradición española del tapeo (con bravas, croquetas, calamares, tablas de jamón y queso, etc.) y la cocina casera napolitana con platos como el vitello tonnato, la berenjena a la parmesana y una variedad de pastas frescas. Los postres también son de origen italiano, como el tiramisú al sifón, la pastiera napolitana o el baba a ron con crema y “amarena”.

KRÈSIOS BARCELONA

Dirección: Carrer dels Lledó, 7

Teléfono: 93 310 74 80 (EXT 705)

Horario: de martes a sábado de 13:30 a 15:30 h. y de 19:30 a 23:00 h. Domingo y lunes cerrado