La tercera edición del Campeonato Demos la vuelta al día llega a su final con una reñida lucha entre fogones. Durante la jornada final los becados tuvieron que trabajar en pareja para elaborar un plato de pasta que tenía que ser cocinado por el foodie bajo las indicaciones del chef, que solo pudo entrar en cocina durante los últimos minutos de la competición, justamente tras anunciarse el ingrediente sorpresa de última hora que debían incorporar en sus elaboraciones: el café o el té.

Durante varios meses doce becados, seis foodies y seis chefs, han recibido formaciones de la mano de grandes chefs nacionales como Mario Sandoval, Kiko Moya o Daniel Jordà, pero también se han adentrado en el mundo de la interpretación junto a Teresa Calo y en el mundo de la fotografía gastronómica con la instagramer Laura Ponts.

Una edición en la que el compañerismo ha superado sin ninguna duda a la rivalidad. Precisamente ese buen hacer y las ganas de comerse el mundo han hecho de la final, una competición única e irrepetible en la que la pareja formada por Ester Barroso y Esther García ha llegado a lo más alto con su plato “La tierra y la pasta”.

campeonatodemos

Las prometedoras carreras de las ganadoras

Esther Barroso, ganadora en la categoría de chef, formará parte del equipo de cocina de un dos estrellas Michelin, el restaurante Coque de los hermanos Sandoval, durante 3 meses. Además recibió un premio en metálico de 1.500 euros para continuar su formación fuera de la experiencia del #campeonatodemos.

Por su parte, Esther García, en su categoría de foodie se alza también con un premio en metálico de 1.500 euros y con un viaje gastronómico muy especial. Irá al País Vasco, concretamente a la ciudad de San Sebastián, el lugar en el mundo con mayor densidad de estrellas Michelin por metro cuadrado, para probar 6 estrellas Michelin, concretamente disfrutará de una comida en el veterano restaurante Arzak, con Juan Mari Arzak y su hija Elena Arzak al frente, con tres estrellas Michelin, y otra en Azurmendi, el restaurante, también con 3 estrellas Michelin, de Eneko Atxa, Premio Nacional de Gastronomía. Además gana una ruta de pintxos por ‘lo viejo’, el casco histórico de San Sebastián, acompañado de un guía y un curso de entusiasta en el Basque Culinary Center. Y todo ello, disfrutando de un alojamiento emblemático en la ciudad.