El chef Angel León atendió esta semana el puesto de Pescado de Makro Barajas para asesorar a los clientes en la selección del mejor pescado y marisco, y para presentar los “Secretos del mar”, título del monográfico dedicado al chef que incluye consejos, recetas, escandallos, ideas y nuevas tendencias para sacarle el mejor provecho al pescado y al marisco.

De esta manera, el Chef del Mar apoya la iniciativa de Makro “Es tiempo de… “que cada mes dedica showcookings, degustaciones y monográficos a un producto concreto en su firme apuesta por los productos frescos de calidad. En el nuevo catálogo, el Premio Nacional de Gastronomía nos abre las puertas de su restaurante para presentar elaboradas recetas con los cortes de pescado más representativos de los mares españoles.

angel-leon_2Asesor de Makro desde 2013 en la selección del surtido de productos del mar, el chef del restaurante Aponiente destacó la apuesta de la compañía por “un pescado que se acerca a la tradición y a los puertos españoles”. Así mismo, señaló que, aunque España es un país muy sensible a las nuevas tendencias gastronómicas, “nosotros apostamos por la cocina caliente y marinera”.

Tras compartir con los clientes sus “Secretos del Mar”, Angel León se puso de nuevo la chaquetilla para preparar una gran parrillada en el parking de Makro Barajas a base de mini hotdogs de corvina y caballa marinada en adobo.

“Los mares que bañan nuestras cosas gozan de un rico ecosistema que ofrece una amplia variedad de especies, protagonistas de algunas de las recetas más representativas de nuestra gastronomía”, segura Lucía López-Rúa, Directora de Comunicación de Makro, quien destacó la política sostenible de pesca de la compañía: “Sólo admitimos en nuestros centros el pescado más fresco, de calidad y capturado mediante pesca sostenible”.

Y es que, España es uno de los países que más pescado y marisco consume del mundo. 42,4 kg al año, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Una cifra que se encuentra muy por encima de la media mundial, situada en los 18,9 kg por habitante y año.